Dar

Que nunca tuve nada!
Las cosas se movieron a mis manos
y así es como las pierdo:
Como de vacaciones a otras manos.
Es que es, solo turismo de este cosmos.
Abramos los retenes!
Amarremos los dedos y la prisa.
Dejemos de ser el paraíso de las cosas;
de tener el cúmulo de estantes e inventario.
Oh! Playas de las cosas!
Y entonces, a quien necesite, miraremos,
y solo nos bastará soplar.

Pesadilla



ya no me hables
pues tus palabras
me harán pensar
que un día de estos
será posible

ya no me mires
con esos ojos
que van a estar un día lejos
tu piel y tus manos, llévalas contigo
o quédate cercana
y un día de estos solo dime adiós

yo sufriré feliz tu despedida
sabré que ya no habrá amor verdadero
ya no me esperes
si es que por ellos
hoy despertamos a la pesadilla